Cuando alquiles un velero con patrón, podrás dedicarte a otros menesteres como cocinar dentro de él. Déjanos darte unos cuantos consejos para que cocinar en un velero sea fácil para ti y no te pillen desprevenido.

Para cocinar en un velero: cosas que debes tener en cuenta

Si es tu primera vez subiéndote a un velero, no sabrás qué tipo de cosas debes esperarte encontrar en la cocina.
La realidad es que las cocinas de los veleros suelen ser pequeñas y, por muy buen equipadas que estén siempre notarás grandes diferencias con las de tierra.
Te hablaremos de qué tipo de cosas debes tener en cuenta antes de subirte al velero, apúntate bien todo lo que te vamos a decir para que vayas bien preparado.

Calcula tu cantidad de comida

Teniendo en cuenta que podríamos estar mucho tiempo subidos a bordo del velero, no vamos a tener libre acceso a supermercados ni tiendas las 24 horas del día. Esto significa que hay que hacer una gran compra para tener comida de sobras siempre.
Si quieres ir sobre seguro con la comida, ten en cuenta el número de personas que seréis y la cantidad de comida que comerán a diario, con un añadido extra por si acaso (ya que no es raro tener más hambre cuando navegas en barco).
Es posible que en algún momento del viaje podáis reabasteceros, pero no siempre es así. Por eso, es mejor idea hacer una compra grande previamente a subir al barco y poder despreocuparse.
Un buen consejo también es que tengas al menos 2 litros de bebida por persona al día. Esto implica todos los líquidos.
Si tienes la suerte de que (como en nuestros barcos) tienes una cafetera, podrás tomar tanto café como quieras.
 

Prioriza lo importante

Una vez tengas en cuenta la cantidad de gente que sois, más un plus, debes vigilar con lo que compras. No escojas alimentos basura ni comidas preparadas si puedes evitarlo, ya que generan mucha más basura que la comida normal.
Coge solamente cosas básicas y nutritivas, que te ayuden a mantenerte en forma durante el viaje. Piensa que de lo contrario el viaje va a ser muy duro: las experiencias nuevas pueden ser algo fuerte para el cuerpo, y necesitará reponerse.
Haz una lista de las recetas que te gustaría hacer durante la semana y procura que los ingredientes sean óptimos, sin ocupar un espacio excesivo.

comer en un velero
Si vas a estar mucho tiempo en el velero, cómete rápidamente la fruta u olvídate de comprarla. Se oxidan fácilmente

Comprar alimentos que se puedan aprovechar para muchas recetas distintas, que sean sencillos y te vayan a aguantar todo el tiempo que estés a bordo, como las patatas, la pasta o el arroz. Un alimento que también es muy completo y que destaca por su versatilidad son las latas de atún.
Otros alimentos con los que deberás tener cuidado son el pan, la leche, la carne o los vegetales, que suelen gastarse muy rápido.
 

Tendrás un espacio limitado

No hay que olvidar que, a pesar de tener muchos ingredientes no te será posible siempre cocinar varios a la vez. En un barco no tendrás tantos fogones como en casa, por lo que el área de cocina se verá limitada.
Algunos platos requieren de tener varias cosas al fuego al mismo tiempo. Plantéate cambiar de idea en algunos casos.
Un buen truco podría ser traer ya preparados algunos platos con antelación en tu propia casa. Sobretodo los más complicados.
 

Deberás ser creativo cocinando

cocinar creativamente en un barco


Cuando estés en pleno viaje y haya que comer, al cabo de unos días observarás que empieza a haber menos variedad de ingredientes para cocinar. Es entonces cuando despertarás tu chef interior y empezarás a necesitar algo más de creatividad.
Que no te preocupe no poder hacer las recetas de toda la vida mientras estás cocinando en el barco.
Puede que en algún momento te falten sartenes o provisiones, pero lo importante es que os alimentéis. Pregúntate qué clase de comidas puedes preparar con todo lo que tienes a bordo, sin darle más importancia.
¡Déjate llevar por tu creatividad y tal vez te salgan recetas muy interesantes! En situaciones de supervivencia, como cuando dependes de la comida que tienes, es donde salen a relucir este tipo de cosas.
 

Si no quieres cocinar

restaurantes en alta mar

¡Que no sirva de precedente este artículo! Si te subes a un velero no tienes ninguna obligación de cocinar. De hecho, si vas con uno de nuestros patrones de barco lo más probable es que siempre tengas acceso a algún restaurante.
Si lo que quieres es olvidarte de todas las preocupaciones durante tus viaje en el velero, siempre puedes pedirle consejo y hacer que te acerque a la costa cada vez que necesitéis comer.
Siempre podrás tener algo de comida “extra” en los armarios de la cocina, pero comeréis cada vez en un sitio distinto y eso también tiene su encanto.
O, incluso, puedes combinar ambas ideas e ir comiendo en el velero y en los mejores restaurantes. Todo dependerá de lo que queráis, y la comida que compréis previamente se puede volver a llevar a casa de regreso si no la usáis.
Las opciones no se te acaban cuando se trate de cocinar a bordo de un velero

¡Vive esta experiencia con nosotros en Murcia!