¿Jamás has alquilado una lancha motora o semirrígida?
¡Has llegado al lugar idóneo para orientarte!

Si estás pensando  conducir tú mismo una lancha y no tienes titulación, aunque tendrás una serie de limitaciones que harán tu travesía más segura, hay una serie de cosas que deberías saber.  


Que no tengas titulación no significa que no debas conocer las normas de seguridad que hay en lancha motora o semirrígida, ¡al contrario! Al no tener formación, es mucho más importante que las conozcas de primera mano.
Puede que una simple introducción oral antes de arrancar no sea suficiente para que te acuerdes de todo. Por eso, en Kalima Charter hemos decidido resumírtelo en un artículo fácil de digerir. 


¡Sigue leyendo para conocer rápidamente todo lo que debes saber al conducir una lancha sin titulación en nuestros puertos, en PDT Tomás Maestre, con total seguridad!
 

Canales de salida

Al salir del puerto hay que hacer especial hincapié en la seguridad. 
Siempre deberás circular por la derecha y por dentro del canal, dejando así suficiente espacio y nunca adelantando a nadie. Algo que, de hecho, es imposible porque la velocidad máxima es de 3 nudos. 
Recuerda que el canal de salida debe ser un lugar por donde se circule con mucha calma y cuidado, ya que podrías chocar con otras embarcaciones muy fácilmente si no tienes cuidado
 

Ojo a los peligros

Una vez ya estés navegando en el mar, deberemos estar siempre alerta ante posibles peligros. 
Uno de los más importantes serán las redes de los pescadores, las cuales deberás bordear con mucho margen para evitar que el motor se enganche en las redes. 
Otro gran peligro puede ser hacer daño a otras personas con la lancha semirrígida. Sobretodo, evita acercarte a las boyas, donde podría haber buceadores o bañistas. Y, por supuesto, nunca te acerques a las playas. 
Un recurso que te será muy útil será el plotter o GPS, que te guiará para poder evitar las aguas poco profundas y así no quedarte nunca embarrancado. 
Si en cualquier momento tuvieras una situación de emergencia, lo mejor que puedes hacer es contactar con el propietario de la barca. 
 

Al bañarse

Si quieres pararte a bañarte y disfrutar de la fresca agua, algo totalmente comprensible en pleno verano, deberás seguir las siguientes indicaciones para evitarte problemas. 
Lo primero que debes hacer es echar el ancla, que ya vendrá incluida en la lancha. Deja caer suficiente como para que arrastre por el fondo, pero no demasiada. Nunca lo hagas cerca de las piedras, o la embarcación podría chocar.  
Por otro lado, nunca dejes encendido el motor al bajarte o al tener una persona en el agua cerca. Podría ser muy peligroso para ti y para otras personas.
 

No imites a la gente experimentada

Partiendo de que eres un navegador de lancha novato, debes seguir a rajatabla las indicaciones que te den al subirte en una lancha y no debe haber lugar para la improvisación.
Esto quiere decir que nunca deberías imitar a otros conductores experimentados. Si ves que alguien pasa por un lugar difícil de acceder, no lo sigas: tu falta de control de la lancha podría desembocar en un accidente. 
En caso de duda, siempre puedes preguntar al propietario de la barca. En nuestro caso conocemos a la perfección toda la zona de navegación en Murcia, y te podremos dar buenos consejos para saber por qué canales navegar mejor. 
Otro buen consejo es que siempre intentes conducir a favor del viento, nunca en contra. Ganarás en estabilidad y seguridad en tu conducción. 
Estas son las normas más importantes para que alguien como tú, que tiene ganas de conducir una lancha motora sin titulación, necesita saber. 

¡Disfruta de nuestras lanchas motoras o semirrígidas, seguro que no te decepcionan!