¿Estás pensando en cómo comprar embarcaciones de segunda mano, ya sea presencialmente u online? Este es uno de esos temas complicados que, en caso de necesitarlo, te será muy útil leer una guía como esta. Aquí te contamos qué principios seguimos nosotros para ahorrarnos disgustos al comprar nuevo equipo.

¿Nuestra principal recomendación que deberías de llevarte de aquí sí o sí?, comprar siempre que puedas en presencial o, si lo haces por internet, que sea con alguien de confianza, y probándola en persona antes de hacer el pago. Al fin y al cabo, una embarcación cuesta mucho dinero y lo último que quieres son sustos.

Por ponerte un ejemplo, si nos conoces bien sabes que somos de fiar, pues tenemos un perfil en Wallapop donde vamos vendiendo equipo que nos sobra tras nuestras renovaciones, siempre en buen estado.

Por supuesto, podrías venirte a probarlo presencialmente a nuestras instalaciones para comprobar que funciona, pero este artículo no va de eso, sino de cómo puedes comprar embarcaciones de segunda mano de manera segura. Te servirán tanto si quieres comprarte una tabla efoil como un barco.

Allá vamos con los consejos:

1. Investiga

Al investigar en plataformas online, dedica tiempo a leer las descripciones detalladas de los barcos y analiza todas las fotos y videos que haya.

Verifica la reputación del vendedor a través de sus plataformas oficiales (no solo valen las reseñas que tenga en Wallapop, sino si es una empresa, por ejemplo), y no dudes en contactarlo para hacerle preguntas específicas sobre la embarcación o pedirle más fotos.

Siempre que puedas, analiza la embarcación en persona antes de hacer la compra. En una inspección visual, examina cuidadosamente el casco en busca de grietas, abolladuras o señales de reparaciones.

Revisa el estado del cableado eléctrico para identificar posibles problemas de corrosión o desgaste, y asegúrate de que la sentina (la parte más baja del interior del barco) esté seca y limpia, lo que indica buen mantenimiento.

Si se trata de embarcaciones eléctricas, comprueba el estado de las baterías y los motores.

2. Documentación

Tanto en compras presenciales como online, es crucial que el barco cuente con el Certificado actualizado, que garantiza que la embarcación cumple con los estándares de seguridad requeridos.

Verifica también que el registro marítimo esté en regla, lo que incluye comprobar que el barco no tenga cargas pendientes ni esté involucrado en disputas legales. Esto lo sabrás si consultas el Registro de buques del Ministerio.

3. Prueba de navegación

Como ya te adelantábamos al principio del artículo, antes de tomar una decisión de compra, organiza una visita para inspeccionar el barco en persona.

Durante esta visita, es recomendable hacer una prueba de navegación para evaluar cómo se maneja el barco en el agua, verificar el funcionamiento del motor y otros sistemas clave, y detectar posibles problemas que no son evidentes en una inspección en tierra.

En resumen, no aceptes comprar una embarcación de segunda mano sin probarla.

4. Estado del equipo

Cuando estés mirando y probando la embarcación, fíjate muy bien en el estado del equipo, ¿tiene buen aspecto?, ¿funciona bien?

El motor es el corazón de la embarcación, por lo que es crucial revisar su historial de mantenimiento. Pide registros de servicios y reparaciones anteriores para evaluar cómo se ha cuidado el motor a lo largo del tiempo.

Además, verifica el funcionamiento de los equipos de navegación (como el GPS y el radar) y de seguridad (como chalecos salvavidas, bengalas y extintores). Una inspección técnica puede revelar problemas ocultos que no son evidentes a simple vista.

cubierta proa velero sin patrón: Bavaria 36

5. Busca asesoramiento

No todos somos expertos en náutica o embarcaciones, es comprensible. Al fin y al cabo, con alguna se tiene que empezar, y es ahí cuando más falta de hace la ayuda de otra persona de confianza.

Contar con la opinión de un especialista puede ser indispensable para evitar sustos. Te ayudarán a evaluar mejor el estado del barco, incluyendo aspectos estructurales y mecánicos.

A nosotros nos han preguntado opinión muchas veces sobre compras de embarcaciones, así que no tengas problema en preguntarnos cuando nos vengas a ver en La Manga.

6. Seguridad en transacción y transporte

Para garantizar una transacción segura, utiliza métodos de pago confiables ofrecidos por la plataforma y evita transferencias directas a desconocidos. Piensa que si algo sale mal, luego no podrás reclamar tan fácilmente al haber pagado vía externa.

También es esencial planificar el transporte del barco, incluyendo el coste, el seguro del transporte y las fechas de entrega.

En transacciones presenciales, asegúrate de que todos los acuerdos y pagos sean claros y estén documentados. Recuerda que es ilegal pagar en efectivo más de 1000 euros, así que la transacción deberá de ser vía banco casi siempre (ya que las embarcaciones no suelen bajar de los 2000).

Es recomendable utilizar contratos de compra-venta que establezcan los términos de la transacción, incluyendo garantías.

7. Negociación

El arte de la negociación es clave en el mercado de segunda mano. Infórmate sobre el valor de mercado actual del barco que te interesa para tener una base sólida durante las negociaciones.

Considera la condición del barco, su antigüedad, el historial de mantenimiento y cualquier equipamiento adicional para determinar si el precio pedido es justo y cuánto margen tienes para negociar.

Nosotros solemos ajustar mucho los precios de nuestras embarcaciones de segunda mano, pero igualmente hemos tenido que negociar con algunos compradores para adaptar el precio, y lo entendemos como algo justo.

8. ¿Para qué la quieres?

Pregúntate si realmente quieres esa embarcación, y para qué fin. ¿Es para uso deportivo, pesca, viajes familiares o largas travesías? Esta decisión influirá en el tipo de barco que necesitas, su tamaño, las características de rendimiento y la comodidad a bordo. Un barco adecuado para pesca puede no ser ideal para viajes familiares, y viceversa.

Por tanto, no solo es importante escoger un barco que esté en buen estado, sino que cumpla con lo que estás buscando.

Hay quien se obsesiona con comprar una o dos motos de agua (con plazas para 3 personas) de segunda mano, pero en realidad lo que puede necesitar es una lancha (con plazas para 8 personas). Si quieres, coméntaselo a tu vendedor o a tu asesor y quizás te pueda asesorar.

9. Ten claro tu presupuesto

No queremos que una compra de este tipo suponga una lacra para tu economía. Compra (incluso de segunda mano) solo cuando puedas permitírtelo, y hazlo con un presupuesto que tengas muy claro, contando con todos los posibles costes adicionales:

  • Transporte
  • Amarre
  • Almacenamiento
  • Mantenimientos y reparaciones
  • Combustible
  • Seguro
  • Licencias
  • Otras tasas

Como referencia de costes, te pueden ser útiles tres de nuestros artículos:

Esperamos que ahora ya tengas más claro que nunca cómo comprar embarcaciones de segunda mano. Recuerda que en Kalima, de hecho, vendemos todo tipo de embarcaciones cuando renovamos equipo. Puedes visitar nuestro perfil de Wallapop o preguntarnos directamente. Sí, podrás venir a probar las embarcaciones en nuestro puerto, en La Manga del Mar Menor.