¿Eres de esas personas a las que les gusta navegar por diferentes aguas? Navegar es un gran placer, que también requiere de muchos conocimientos.
Si lo que te gusta es navegar a vela sin patrón, tendrás que tener en cuenta todo el lenguaje de navegación y diferentes precauciones que debes tomar.

lenguaje de navegacion

Lenguaje para patrones de barco

Si conoces el lenguaje de navegación de los patrones, podrás navegar en velero de forma sencilla y segura.
En el mundo de la navegación existen determinados conceptos básicos y comunes para todos, que forman un vocabulario especializado sobre las diferentes maniobras y características que tienen estos veleros.
Si quieres navegar, debes conocer al máximo este vocabulario, que en más de una ocasión te podría servir para entender a la perfección las instrucciones de otro patrón por radio, en cualquier emergencia, o comunicarte con otros tripulantes: 
Barlovento:Se refiere al lugar desde donde el viento proviene, teniendo en cuenta un punto concreto u otra zona determinada.
Sotavento: Lo opuesto al Barlovento, es decir, la parte contraria de donde el viento proviene.
Ceñir: Cuando navegas en contra del viento en ángulo menor.
Llegada: El viento tiene un rumbo y nosotros solemos seguirlo. Pero cuando nos queremos alejar del mismo, posicionando el timón en dirección contraria (sotavento), a eso se le llama llegada.
Orzar: Esto sería lo contrario a la llegada, llevando a la embarcación al rumbo del viento, es decir, desde sotavento hasta barlovento.
Demora: Es una forma de marcación del rumbo o la dirección desde donde se observa determinado objeto, hasta otro que tenemos marcado.
Amura: Se trata del punto medio de la embarcación.
Través: Cuando se va, de manera perpendicular, hacia uno de los costados de la embarcación.
Aleta: Es el intermedio entre la popa y el través.
Bordada o Rapiquete: Cuando el velero gira, el camino que recorre contra el viento, se denomina bordada si es largo, y rapiquete si es corto.
Bracear: Significa hacer que la embarcación gire de horizontalmente, hasta quedar apuntando a la dirección que se va a tomar.
 

Partes del barco

Creemos que la mejor forma de que conozcas de cerca las partes de un barco, como la proa, la popa o el estribor es una imagen. Así, siempre sabrás más visualmente a donde hay que ir cuando el patrón dice “Todos a estribor”. 
 

Formas de navegación

¿Quieres navegar sin patrones que te vayan dando órdenes? Entonces tienes que conocer las diferentes formas de navegación que existen. Son diferentes formas de interactuar con el viento para lograr girar, coger velocidad hacia un rumbo o cambiarlo completamente.

Navegar a través

Se dice que navegar a través es una de las formas más fáciles y seguras de navegación.
Cuando hablamos de navegar a través, nos referimos a que la embarcación se encontrará en posición perpendicular al viento
Esto significa que logrando que por el espejo de popa la botavara sobresalga un poco, logrando que las velas queden posicionadas formando un ángulo de 45 grados.

Virada

Para navegar sin patrón tienes que saber cómo virar perfectamente, es decir, cómo cambiar el rumbo o la bordada. Hay dos formas diferentes de conseguirlo.
La virada por redondo, es aquella en la que llegarás hasta lograr tener todo el viento en popa y orzar sobre el otro costado. 
La virada por avante requiere más destreza y se trata de forzar a la embarcación para que aporte al viento, de esta manera caerá sobre la otra amura.

Viento en popa

A esta forma de navegar con viento en popa también se la llama correr, y esto tiene que ver con la velocidad que coge la embarcación. En ese caso la vela se debe poner en ángulo recto. Teniendo siempre en cuenta el eje de la longitud, para lograr que el viento le de directamente por detrás.
Los más expertos dicen que no es muy aconsejable y esto tiene que ver con que pueden ocurrir trasluchadas. Es decir, un cruce de un lado hacia el otro de la vela a causa de los cambios de dirección del viento. Lo cual es peligroso. 

navegar a sotavento

Condiciones ideales para navegar a sotavento y barlovento

La vela deberá encontrarse de manera atravesada a la embarcación, con el viento soplando en popa, si lo que buscamos es que esta navegue de manera directa con el empuje del viento.
Esto quiere decir que para una mejor navegación, el viento debe formar un ángulo con el rumbo. En el caso de que la vela no tenga el viento direccionado desde la popa, esta reacciona de diferente manera.
El vacío que produce el viento en la parte que mira al sotavento y la presión que este ejerce en la cara que da al viento, es la que dará el empuje necesario para la navegación, siendo esto algo que hay que tener muy en cuenta.

¿Cómo detener la navegación?

Otra maniobra muy importante que se debe tener en cuenta en una navegación sin patrón, es la de aprender a detener la embarcación. Más importante de lo que muchos creen. 
Primero de todo, hay que reducir la velocidad, aflojando las escotas. Notaremos que las velas se vacían, disminuyendo de esta manera la fuerza que está impulsando nuestro barco.
Este cambio de fuerza hará que la embarcación disminuya considerablemente la velocidad con la que venía, pero no hará que el barco se detenga completamente.
Para parar la embarcación de manera completa deberás posicionar la embarcación de tal manera que la vela quede a proa contra el viento. Esta es la manera de navegar sin patrón, conociendo todos los conceptos y generando de esta manera una navegación segura.

lenguaje de navegacion

¡Alquila un velero sin patrón con nosotros!

¡Esperamos que hayas disfrutado de nuestros consejos sobre lenguaje y navegación! En Kalima Charter tenemos para ti el Hanse 415, para que puedas practicarlo todo siendo tú mismo el patrón. Si prefieres hacerlo bajo nuestra tutela, también tenemos servicios con patrón ¡ven a descubrirlos!