¿Te has preguntado alguna vez cómo aprender a usar un eFoil? Si ya has probado nuestras clases en La Manga, Murcia, o simplemente tienes curiosidad, este artículo es para ti. ¡Vamos allá!

Cómo funciona un efoil

Antes de empezar, queremos aclarar cómo es el funcionamiento de un efoil.

Un efoil es también conocido como un hydrofoil. Los hydrofoils son una especie de «ala submarina» que se fija a un mástil, el cual a su vez se une a una embarcación.

Cuando la embarcación coge velocidad, esta ala genera una fuerza hacia arriba, similar a cómo lo hace el ala de un avión, pero en el agua. Este empuje hacia arriba hace que la embarcación se eleve sobre la superficie del agua, reduciendo así la fricción y permitiendo que se mueva más rápido y de forma más eficiente.

Desde un punto de vista técnico, el hydrofoil actúa como un avión invertido bajo el agua. Tiene un ala principal y una secundaria que actúa como estabilizador. Al moverse, estas alas generan diferencias de presión en el agua, lo que ocasiona la elevación de la embarcación.

La seguridad es lo primero

Antes de lanzarte al agua, es crucial que sepas que tu seguridad es lo más importante para nosotros. En Kalima siempre tendrás a tu disponibilidad equipos de protección para que puedas salir en tu tabla seguro y cómodo.

También te instruiremos sobre las medidas de seguridad básicas a la hora de manejar un efoil. Aquí tienes un video de ejemplo que se parece bastante a nuestras indicaciones (en un futuro, añadiremos aquí un vídeo real de nuestras clases):

Aquí tienes una explicación más elaborada, con la introducción completa al efoil:

Primeros pasos en el agua

Lo primero es lo primero: métete en el agua directamente y no intentes subirte al eFoil desde el muelle. Una vez en el agua, con seguridad, podrás subirte a la tabla y quedarte tumbado.

Desde esta posición, te desplazarás hacia delante lo suficiente para que la punta no quede bajo el agua. Poco a poco, ya verás que tu cuerpo se irá acostumbrando a la tabla.

Aceleración y equilibrio

Empezarás a bajas velocidades para acostumbrarte. Al acelerar, notarás que la tabla quiere levantarse; puedes compensarlo inclinándote hacia delante. Practica los giros y frenazos mientras estás tumbado antes de pasar al siguiente nivel.

De rodillas a los primeros vuelos

Una vez que te sientas cómodo, pasa a arrodillarte. Mantén la tabla plana y paralela al agua, y empieza a hacer primeros «vuelos» cortos, desplazando tu peso hacia atrás de forma lenta y controlada.

¡Ponte de pie y vuela!

Ahora que dominas la posición de rodillas, es hora de ponerte de pie. Mantén el peso hacia delante y la velocidad constante. Una vez que te sientas seguro, podrás realizar los primeros vuelos de pie, siempre con movimientos lentos y controlados.

Cuando cojas más nivel, seguro que podrás empezar a hacer saltos y backflips, ¿te lo imaginas? En el siguiente vídeo puedes ver a un experto en pleno aprendizaje de estos trucos y disfrutando de estas experiencias náuticas con sus amigos.

En La Manga, el equipo de Kalima Charter ya lleva meses alucinando con esta novedad tecnológica.

Lo que más nos gusta es que puedes disfrutar de esta actividad en cualquier momento del año, y si no nos crees anímate a pasarte por el Puerto Tomás Maestre y disfruta de una sesión con nosotros. Te enseñaremos todo lo que te hace falta saber.

¿Te animas a aprender a usar el eFoil con nosotros? Te aseguramos que será una experiencia que no olvidarás, y quién sabe, quizás te conviertas en un experto realizando trucos espectaculares.